El recurso de casacion en el nuevo proceso laboral peruano

Por: Javier Arévalo Vela*

Sumilla: Se analiza la manera como la Nueva Ley Procesal del Trabajo regula el Recurso de Casación.
Sumario: 1.- Introducción. 2.- Antecedentes históricos del recurso de casación en materia laboral. 3.- Definición. 4.- Fines. 5.- Causales 6.- Requisitos de admisibilidad. 7. Requisitos de procedencia. 8.- Trámite. 10.- Efectos. 11.- Consecuencias del recurso de casación declarado fundado. 12.- Precedente vinculante de la Corte Suprema de la República.

1. Introducción
El recurso de casación, es quizás el más complejo de los medios impugnatorios consagrados en nuestro sistema procesal; sobre el que mucho se habla y escribe, pero que muy poco se conoce, pues, de otra manera no se explicaría el hecho que, tanto los Jueces Supremos como los más prestigiosos abogados del medio, incurran en graves errores conceptuales respecto de este recurso extraordinario, sea al resolverlo como al interponerlo, respectivamente.

En las líneas siguientes pasamos a efectuar un breve análisis de la manera como la Ley N° 29497, Nueva Ley Procesal del Trabajo (en adelante NLPT), regula el recurso de casación, no sin antes dejar constancia que para la debida comprensión del marco jurídico recurriremos en todo momento a las disposiciones del Código Procesal Civil (en adelante el CPC), norma adjetiva que resulta de aplicación supletoria conforme a la Primera Disposición Complementaria de la NLPT, así como a opiniones doctrinarias emitidas respecto del recurso de casación normado por el CPC, que resultan válidas también para el proceso laboral, dado que la fuente matriz de este recurso en el ámbito de trabajo es el recurso de casación civil.

2. Antecedentes históricos del recurso de casación en materia laboral

Las primeras normas dictadas en nuestro país para regular los procesos judiciales de trabajo ignoraron el recurso de casación; fue recién con la promulgación en diciembre de 1991, del Decreto Legislativo N° 767, Ley Orgánica del Poder Judicial, que por primera vez, en su artículo 35, se hizo mención que dicho recurso procedería en los casos expresamente previstos por la ley, dejando a la legislación especial la forma de regularlo. Al promulgarse en 1996 la Ley N° 26636, Ley Procesal del Trabajo, se legisló por primera vez el recurso de casación en materia laboral.

Sobre la introducción del recurso de casación por la Ley N° 26636, SANDOVAL nos dice: “Actualmente el hecho de que en los procesos laborales no haya la posibilidad del recurso de casación permite que se presenten resoluciones contradictorias en las diferentes salas laborales del país. Puedan darse sobre el mismo tipo de situaciones que son resueltas.”

Se desprende con claridad de la cita anterior que el legislador consideró como principal finalidad de la casación la unificación de los criterios jurisdiccionales a efectos de evitar resoluciones contradictorias.
La regulación original del recurso de casación fue objeto de modificación por la Ley N° 27021, publicada el 23 de noviembre de 1998, teniendo esta modificación por objeto restringir el acceso al mismo.

La introducción del recurso de casación inicialmente fue objeto de críticas por quienes consideraban que sería causa de una mayor demora en la tramitación de los procesos laborales; sin embargo finalmente la doctrina nacional se inclinó por la aceptación de tal recurso.

La NLPT regula el recurso de casación en sus artículos 34° al 41°, los que serán objeto de comentario en las líneas siguientes.

3. Definición

En la doctrina encontramos diversas maneras de definir el recurso de casación, por lo que a continuación presentamos algunas de las más destacas para luego presentar la nuestra.

MARCHESE QUINTANA define la casación en los términos siguientes: “Entendemos por Casación a una función jurisdiccional confiada al más alto tribunal judicial, para anular (sistema francés) o anular o revisar (sistema alemán y español), a invocación de parte, las sentencias definitivas de los tribunales de mérito que contengan un error de derecho. Es un control jurídico sobre los jueces (nomofilaquia), a fin de mantener la unidad del Derecho y de la jurisprudencia nacional, que asegura al propio tiempo la igualdad de ley para todos.”

Por su parte TOYAMA MIYAGUSUKU nos dice:
“El recurso de casación es un medio impugnatorio de carácter extraordinario – que, en rigor, no da lugar a una instancia - por el cual el Estado busca controlar la adecuada aplicación de las normas jurídicas a los casos concretos y, de esta forma, brindar seguridad jurídica a las partes y unificar los criterios jurisprudenciales.”

Si bien creemos que en derecho toda definición no es definitiva sino sujeta a cambio conforme la evolución de la doctrina, para efectos operativos nos atrevemos a definir la casación como medio impugnatorio de carácter extraordinario mediante el cual se busca lograr la correcta aplicación e interpretación del derecho objetivo y la unificación jurisprudencial.

4. Fines

La NLPT no señala cuales son los fines que asigna al recurso de casación, y la doctrina procesalista no es unánime en cuanto a los mismos discrepando en cuanto a la mayor o menor importancia que atribuyen a los fines más conocidos de este recurso, que a saber son: el nomofiláctico, el uniformizador y dikelógico.

El destacado tratadista NIEVA FENOLL, dando preponderancia a la finalidad nomofiláctica opina que “la razón principal de la existencia del recurso de casación es la tutela o protección del ordenamiento jurídico”
PRIORI explicando la finalidad uniformizadora manifiesta lo siguiente: “ la otra finalidad clásica del recurso de casación es la uniformidad de la jurisprudencia, la misma que evidentemente está intrínsicamente ligada a la denominada función nomofiláctica. Lo relevante es que esta relación es directa y recíproca, pero que debe darse con la función nomofiláctica en los términos que ésta actualmente debe entenderse. Consideramos, además, que solo en esos términos el principal órgano jurisdiccional del poder judicial cumpliría la función que le corresponde en un Estado Constitucional de Derecho”

Por su parte LOREDO COLUNGA, resaltando la finalidad dikelógica, nos dice que “…parece claro que el principio inspirador, el objetivo que ha de presidir el edificio casacional, ha de ser, necesariamente, la potestad del recurrente para solicitar y obtener la determinación del Derecho para el caso concreto” .

Por nuestra parte a partir del texto del artículo 384 del CPC modificado por la Ley No.29364, y en concordancia con el artículo 34 de la NLPT, creemos que los fines del recurso son: la función nomofiláctica y la función uniformizadora.

5. Causales

Las causales de casación son los supuestos contemplados en la ley como justificantes para la interposición del recurso de casación.
De acuerdo con el artículo 34 de la NLPT las causales del recurso de casación son dos: a) la infracción normativa que incida directamente sobre la decisión contenida en la resolución impugnada; y b) el apartamiento de los precedentes vinculantes dictados por el Tribunal Constitucional o la Corte Suprema.

Tradicionalmente la Doctrina procesalista ha aceptado que las causales que pueden motivar la interposición del recurso de casación pueden tener su origen en errores in iudicando o errores in procedendo.

El error in iudicando es el error material, se presenta cuando el juzgador lesiona la norma sustantiva bajo cualquier forma; mientras que el error in procedendo es el error de procedimiento, se presenta cuando se infringe las normas adjetivas.

Además de los errores antes descritos, destacados tratadistas como CARRION LUGO consideran que “…hay otros que tienen relación con determinados elementos que se producen dentro del proceso, como son las cuestiones de hecho y de prueba, cuya apreciación y valoración errónea pueden conducir a decisiones arbitrarias o absurdas, en donde algunos estudiosos encuentran motivaciones habilitantes del recurso de casación.
Las causales de casación previstas en el artículo 34 de la NLPT nos merecen el comentario siguiente:

a) Infracción normativa
La infracción normativa podemos conceptualizarla como la afectación a las normas jurídicas en que incurre la Sala Superior al emitir una resolución, originando con ello que la parte que se considere afectada por la misma pueda interponer el respectivo recurso de casación.
Respecto de los alcances del concepto de infracción normativa quedan subsumidas en el mismo las causales que anteriormente contemplaba la Ley N° 26636 relativas a interpretación errónea, aplicación indebida e inaplicación de una norma de derecho material, pero además se incluyen otro tipo de normas como son las de carácter adjetivo.
Creemos que entre las normas que pueden ser objeto de infracción normativa no deben considerarse las normas convencionales, como es el caso de los contratos de trabajo o los convenios colectivos, ni las provenientes de la voluntad unilateral del empleador, como son el Reglamento Interno de Trabajo o el Reglamento Interno de Seguridad y Salud en el Trabajo, pues, si bien constituyen normas propias del Derecho laboral, por su origen particular, solo son aplicables a un sector de trabajadores o empleadores, no teniendo para el ordenamiento jurídico nacional la importancia que tienen las normas legales; admitir lo contrario sería desconocer la finalidad nomofiláctica de la casación.
No podemos dejar de calificar como desafortunada la redacción de la causal casatoria de “infracción normativa” pues, la amplitud de la misma va a permitir que abogados faltos de ética y de conocimientos jurídicos la invoquen de una manera indiscriminada respecto de cualquier tipo de normas con la afirmación que la infracción ha incidido en la resolución impugnada.

El proyecto original de NLPT contemplaba como causales de infracción normativa las siguientes:
“Artículo 36. Motivos de infracción normativa
Son motivos de infracción normativa:
a) Haber resuelto fuera de la Constitución y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos;
b) Haber resuelto en contravención de los precedentes vinculantes dictados por el Tribunal Constitucional;
c) Haber resuelto en contravención de los precedentes vinculantes dictados por la Corte Suprema de la República; y,
d) Haber resuelto en contradicción a jurisprudencia objetivamente similar dictada por la misma sala laboral, por otras salas laborales o por la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema.”

El error del Congreso de la República de no recoger la fórmula originalmente propuesta en el Anteproyecto de NLPT va contribuir a la sobrecarga procesal en la Corte Suprema y la consiguiente demora de los procesos laborales, contraviniendo el principio de celeridad que la propia LPT reconoce en el artículo I de su Título Preliminar.

b) Apartamiento de los precedentes vinculantes del Tribunal Constitucional o de la Corte Suprema de Justicia.

El Tribunal Constitucional ha definido el precedente vinculante en los términos siguientes:

“Regla jurídica expuesta en un caso particular y concreto que el Tribunal Constitucional decide establecer como regla general; y, que, por ende, deviene en parámetro normativo para la resolución de futuros procesos de naturaleza homóloga.
El precedente constitucional tiene por su condición de tal efectos similares a una ley. Es decir, la regla general externalizada como precedente a partir de un caso concreto se convierte en una regla preceptiva común que alcanza a todos los justiciables y que es oponible frente a los poderes públicos.
En puridad, la fijación de un precedente constitucional significa que ante la existencia de una sentencia con unos específicos fundamentos o argumentos y una decisión en un determinado sentido, será obligatorio resolver los futuros casos semejantes según los términos de dicha sentencia.”

Podemos afirmar entonces que “…el precedente constitucional vinculante es un instrumento a través del cual el Tribunal Constitucional impone a los demás órganos del Estado su criterio de interpretación de la Constitución y de la ley”.

En materia de materia de Derecho laboral y previsional, tanto sustantivo como adjetivo, los precedentes constitucionales hasta el momento de redacción de este artículo eran los siguientes:

1. STC N° 2616-2004-AC, Caso Amado Santillán Tuesta: Relativa a la aplicación del Decreto de Urgencia Nº 037-94.
2. STC N° 0206-2005-PA, Caso César Baylón Flores: Relativa a la procedencia del amparo en materia laboral y regulación de competencia para conflictos laborales de trabajadores sujetos al régimen laboral público o régimen laboral privado.
3. STC N° 4635-2004-PA, Caso Sindicato de Trabajadores de Toquepala: Relativa a la jornada laboral de los trabajadores mineros.
4. STC N° 1417-2005-PA, Caso Manuel Anicama Hernández: Relativa a procedencia del amparo en materia pensionaria como medio de protección del derecho fundamental a la pensión.
5. STC N° 5189-2005-PA/TC, Caso Jacinto Gabriel Angulo: Relativa a pensión mínima o inicial regulada por la Ley No.23908.
6. STC N° 9381-2006-PA, Caso Félix Vasi Zevallos: Relativo al Bono de reconocimiento otorgado por la ONP.
7. STC N° 7281-2006-PA, Caso Santiago Terrones Cubas: Relativa a la libre desafiliación de las AFP´s.
8. STC Nº 6612-2005-AA, Caso Onofre Vilcarima Palomino: Relativa a la pensión vitalicia y pensión de invalidez por enfermedad profesional.
9. STC Nº 10087-2005-AA, Caso Alipio Landa Herrera: Relativa a la pensión vitalicia y pensión de invalidez por enfermedad profesional. Decreto Ley N° 18846 y Ley N° 26790.
10. STC N° 0061-2008-PA, Caso Rímac Internacional: Relativo a arbitraje voluntario y obligatorio del D.S. N° 003-98-SA sobre Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo.
11. STC Nº 5430-2006-PA, Caso Alfredo de la Cruz Curasma: Relativo a pago de devengados e intereses por pensiones de jubilación.
12. STC Nº 4762-2007-AA. Caso Alejandro Tarazona Valverde: Relativo a la acreditación de aportaciones previsionales.

13. STC N° 04650-2007-PA/TC, Caso Cooperativa de Ahorro y Crédito de Suboficiales de la Policía Nacional del Perú “Santa Rosa de Lima: Relativo al amparo contra amparo, establece que es improcedente en forma liminar la demanda de amparo, si al momento de interponerse la misma el juez constata que no se ha cumplido con lo ordenado en el primer amparo.

14. STC N° 03052-2009-PA/TC, Caso de Yolanda Lara: Relativo al cobro de beneficios sociales, establece que el cobro de los beneficios sociales no impide al trabajador demandar la reposición en la vía de amparo.

No podemos dejar de resaltar que por mandato del artículo VI del Título Preliminar del Código procesal Constitucional, los jueces están obligados a interpretar y aplicar las leyes, normas con jerarquía de ley así como las disposiciones reglamentarias según los preceptos y principios constitucionales, conforme a la interpretación que resulte de las resoluciones dictadas por el Tribunal Constitucional.

En cuanto a los precedentes judiciales, estos están constituidos por los fallos de la Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, que a pesar de resolver un caso concreto tienen tal relevancia por su contenido y por su forma de aprobación, que gozan de autoridad para ser invocados en la solución de casos similares.
Actualmente no existen en nuestro ordenamiento jurídico precedentes judiciales en materia de Derecho del Trabajo declarados como tales.

6. Requisitos de admisibilidad

El artículo 35 de la NLPT, consigna los requisitos formales exigidos al recurso de casación , los que son los siguientes:

a) Se interpone contra las sentencias y autos expedidos por las Cortes Superiores como órganos de segundo grado, ponen fin al proceso.
Este requisito exige que una Sala Superior actuando en grado de apelación haya emitido un auto o sentencia que ponga fin al proceso, además exige que tratándose de resoluciones que ordenen el pago de sumas liquidas, el monto ordenado pagar debe ser superior a las cien (100) Unidades de Referencia Procesal (URP), no importando en este caso que parte interponga el recurso.
El recurso será improcedente cuando se interponga contra sentencias que ordenan a la instancia inferior emitir nuevo fallo (Art.35 Inc.1), tal es el caso de las sentencias superiores que declaran nula la sentencia de primera instancia.

b) Se interpone ante el órgano jurisdiccional que expidió la resolución impugnada.
Este requisito exige que el recurso de casación sea interpuesto ante la Sala Laboral o Mixta que ha emitido el pronunciamiento materia del recurso.
De acuerdo con la NLPT la Sala Superior no tiene facultad para calificar el recurso interpuesto sino que debe recepcionarlo y elevarlo a la Sala Suprema dentro de los tres días hábiles de haberlo recibido (Art.35 Inc.2) .Es decir actúa como un mero órgano tramitador.
En el caso que la Sala Superior calificara el recurso de casación, la Sala Suprema deberá anular esta calificación.

c) Se interpone dentro del plazo de (10) diez días de notificada la resolución que se impugna.

Este requisito precisa que a partir del día siguiente de notificada la sentencia expedida en segunda instancia, la parte que así lo considere conveniente para sus intereses, tendrá diez (10) días útiles para presentar por escrito a la mesa de partes de la Sala Laboral o Mixta que expidió dicha sentencia su recurso de casación (Art.35 Inc.3).
Si el recurso no fuera interpuesto dentro del plazo antes indicado la posibilidad e interponerlo precluye y la resolución queda firme.

d) Acreditando el pago o la exoneración de la tasa judicial respectiva.
Se debe acompañar al recurso obligatoriamente la correspondiente tasa judicial cuando quien lo interpone es el empleador; si el recurrente fuera el trabajador solo estará obligado a pagar la tasa judicial en los casos que la ley así lo prevea expresamente.

En el supuesto que no se acompañe la tasa correspondiente o haciéndolo ésta sea diminuta, la Sala Suprema está en la obligación de conceder a la parte que interpone el recurso el plazo de tres días para que subsane su omisión, vencido el cual sin que se cumpla lo ordenado, el recurso debe ser rechazado (Art.35 Inc.4).

7. requisitos de procedencia

El artículo 36 de la NLPT enumera cuales deben ser los requisitos de fondo que debe cumplir el recurso de casación.

a) Que el recurrente no haya consentido la resolución adversa de primera instancia que haya sido confirmada por la recurrida.

Este requisito exige que quien interpone el recurso de casación no se haya conformado con la resolución de primera instancia que le fue desfavorable y que la Sala Laboral o Mixta confirmó en segunda instancia (Art.36 Inc.1).

b) Descripción clara y precisa de la infracción normativa o el apartamiento del precedente vinculante.

El artículo 36 de la NLPT, exige que el recurso de casación tenga claridad en su fundamentación y precisión en las causales descritas que son invocadas para sustentarlo(Art.36 Inc.2).

c) Demostración de la incidencia directa de la infracción normativa sobre la decisión impugnada.

En cuanto a la incidencia directa de la infracción normativa sobre la decisión de segunda instancia, entendemos que se trata de la demostración del nexo causal existente entre la infracción normativa y lo decidido por la resolución materia del recurso (Art.36 Inc.3).

d) Indicación si el pedido es anulatorio o revocatorio.

La NLPT introduce un requisito que no existía en la Ley N° 26636, consistente en la exigencia de indicar si el pedido casatorio es anulatorio o revocatorio, precisando si la nulidad solicitada es total o parcial así como hasta que momento del proceso debe llegar la misma.
Cuando el pedido sea revocatorio debe precisarse en que debe consistir la actuación de la Corte Suprema.
En el supuesto que concurran en el petitorio ambos recursos debe entenderse como anulatorio el principal y como subordinado el revocatorio (Art.36 Inc.4).

8. Trámite del recurso de casación

De acuerdo con el artículo 37 de la NLPT el trámite del recurso de casación es el siguiente:

Recibido el recurso de casación por la Sala Suprema ésta procede a examinar si el mismo cumple con todos los requisitos mencionados en los artículos 35° y 36° y de acuerdo a ello lo declara inadmisible, improcedente o procedente según sea el caso.
De ser declarado procedente el recurso, la Sala Suprema fijará fecha para la vista de la causa.
El informe oral puede ser solicitado por las partes dentro de los tres (03) días hábiles siguientes a la notificación de la resolución que fija el día para la vista de la causa.
Una vez finalizado el informe oral, corresponde a la Sala Suprema resolver el recurso en forma inmediata o en un tiempo no mayor de sesenta (60) minutos, por excepción se admite que el recurso sea resuelto dentro de los cinco (05) días hábiles siguientes.

En el caso que no se hubiere solicitado informe oral o habiéndolo hecho no se concurre a la vista de la causa, la Sala Suprema, sin necesidad de citación notifica la sentencia al quinto día hábil siguiente en su despacho.

Comentando una disposición similar contenida en el artículo 158 de la Ley Orgánica Procesal de Venezuela, el autor HENRIQUEZ LA ROCHE nos dice: “Una vez celebrada la audiencia oral, pública y contradictoria, previa la exposición de las partes, y del estudio realizado a las actas procesales y pruebas que cursan en actos, tienen el deber de pronunciar el dispositivo del fallo, una vez concluido el debate oral, en un lapso no mayor de sesenta (60) minutos, contados a partir de la finalización de las exposiciones de las partes, o en la oportunidad señalada expresamente por el Tribunal, cuando por la complejidad del asunto debatido, o por caso fortuito o fuerza mayor, se haya diferido el dispositivo, el cual no podrá exceder de cinco (05) días hábiles, una vez agotado el debate. Esta norma es muy útil porque permite al juez, en el tiempo establecido, retirarse de la audiencia, a fin de estudiar y examinar lo que ha sido expuesto en forma oral por las partes, y así en forma clara, precisa y determinada, pronunciar la decisión correspondiente”.

9. Efectos del recurso de casación

De acuerdo con el artículo 38 de la NLPT los efectos del recurso de casación son los siguientes:

Carece de efecto suspensivo, pues, su interposición no suspende la ejecución de las sentencias. Excepcionalmente, sólo cuando se trate de obligaciones de dar suma de dinero, a pedido de parte y previo depósito a nombre del juzgado de origen o carta fianza renovable por el importe total reconocido, el Juez de la demanda suspenderá la ejecución mediante resolución fundamentada e inimpugnable.

Tratándose del pago de sumas dinerarias el total reconocido incluye el capital, los intereses a la fecha de interposición del recurso, los costos y las costas, así como los intereses estimados que, por dichos conceptos, se devenguen hasta dentro de un año de interpuesto el recurso. La liquidación es efectuada por un perito contable.

En el caso que el demandante tuviese trabada una medida cautelar, debe notificársele a fin de que, en el plazo de cinco (05) días hábiles, elija entre conservar la medida cautelar trabada o sustituirla por el depósito o la carta fianza ofrecidos. Si el demandante no señala su elección en el plazo concedido, se entiende que sustituye la medida cautelar por el depósito o la carta fianza en cualquiera de los casos, el juez de la demanda dispone la suspensión de la ejecución.

10. Consecuencias del recurso de casación declarado fundado

De conformidad con el artículo 39 de la NLPT el declarar fundado el recurso de casación produce los efectos siguientes:
La Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de la República, luego de declarar la procedencia del recurso de casación debe dictar la sentencia que corresponda declarando fundado o infundado el recurso.

En el caso que el Recurso de Casación se declare fundado por una causal de infracción de una norma material, la Sala Suprema procede a anular la sentencia superior y actuando como sede de instancia resuelve el conflicto sometido a su consideración, es por ello, que no efectúa reenvío a la instancia inferior.
En estos casos la Sala Suprema solo emite un pronunciamiento sobre el derecho amparado pero no se pronuncia respecto a los montos dinerarios, los mismos que ordena sean objeto de liquidación por el Juzgado que originalmente conoció de la causa.

Cuando se declare fundado el Recuro de Casación por infracción de normas relativas a la tutela jurisdiccional o al debido proceso, la Sala Suprema procede a anular la sentencia superior y usando su facultad de reenvío ordena que la Sala Superior emita nuevo fallo siguiendo los criterios contenidos en la resolución casatoria. También puede ocurrir que la infracción recurrida sea de tal magnitud que amerite la declaración de la nulidad de todo lo actuado hasta la etapa en que se cometió la infracción que origina tal nulidad.

11. Precedente vinculante de la Corte Suprema de Justicia de la República

El artículo 40 de la NLPT persigue garantizar la uniformidad de criterios en determinado tema contribuyendo a la seguridad jurídica y la predictibilidad de los fallos.

De acuerdo a la norma en mención la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República encargada de conocer del recurso de casación puede convocar a un pleno casatorio de los jueces supremos que conformen otras salas en materia constitucional y social, si las hubiere a efectos de emitir sentencia que constituya o varíe un precedente judicial.

La decisión que se tome por mayoría absoluta de los asistentes al pleno casatorio constituye precedente judicial y vincula a los órganos jurisdiccionales de la República hasta que sea modificada por otro precedente.
Los abogados pueden informar oralmente en la vista de causa, ante el pleno casatorio.

12. Publicación de sentencias

Con la finalidad que las decisiones de la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema de la República, en materia laboral sean de conocimiento público, el artículo 41 de la NLPT dispone que luego de notificar la sentencia a las partes, la misma sea publicada de forma obligatoria en el diario oficial “El Peruano”, contengan o no precedente judicial, e incluso las que declaran improcedente el recurso, dentro del plazo de sesenta (60) días de expedida la sentencia, bajo responsabilidad.

CONCLUSIONES

Primero.- El recurso de casación es un medio impugnatorio cuya finalidad aun es materia de debate por la doctrina nacional y cuya regulación legislativa ha sido cambiante y confusa , convirtiéndolo en uno de los recursos más difíciles de elaborar por los abogados y complicados de resolver por los jueces supremos.

Segundo.- La Nueva Ley Procesal del Trabajo, dejando de lado, en gran parte, la propuesta regulatoria del recurso de casación que contenía el Anteproyecto de la misma, ha recogido el modelo casatorio que la Ley No.29364 introdujo en el Código Procesal Civil al modificarlo, el mismo que no ha tenido efectos positivos sobre el proceso civil, sino que por el contrario ha contribuido a la sobrecarga procesal en la Corte Suprema de Justicia de la República, con la consiguiente demora en la solución de las causas .

Tercero.- Se hace necesario que antes que la Nueva Ley Procesal del Trabajo entre en vigencia en la totalidad de los Distritos Judiciales del país, se efectúe una reforma de la misma, en materia casatoria, a efectos de evitar que se repitan en el proceso laboral los efectos negativos que la Ley No.29364 ha producido en el proceso civil.

* Magíster en Derecho, Profesor de la Maestría en Derecho del Trabajo de la Universidad de San Martín de Porres

BIBLIOGRAFÍA:

1. ARÉVALO VELA, Javier: Introducción al Derecho del Trabajo, Primera Edición 2008, Editora Jurídica Grijley e.i.r.l.

2. CARRIÓN LUGO, Jorge: El Recurso de Casación en el Perú, Vol. I, Segunda Edición 2003, Editoria Jurídica Grijley e.i.r.l.

3. HENRIQUEZ LA ROCHE, Ricardo. Nuevo Proceso Laboral Venezolano. 3era. Edición. Caracas, 2006.Editorial CEJUZ.

4. LAREDO COLUNGA, Marcos. La Casación Civil, El Ámbito de Recurso y su Adecuación a los Fines Casacionales. Valencia, 2004. Edit. TIRANT LO BLANCH.

5. MARCHESE QUINTANA, Bruno: La Casación Civil, EN: Revista Peruana de Derecho Procesal, T. I., Lima 1997.

6. NIEVA FENOLL, Jorge: El Recurso de Casación Civil, Primera Edición 2003,Editorial Ariel S.A.

7. SANDOVAL AGUIRRE, Oswaldo: La Ley Procesal del Trabajo, Primera Edición 1996

8. TOYAMA MIYAGUSUKU, Jorge: El Proceso de Casación Laboral: Normativa, jurisprudencia y perspectivas, EN: Aportes para la Reforma del Proceso Laboral Peruano, Primera Edición 2005.

Pin It

Comentarios   

 
-1 #3 pegatinas 22-04-2015 19:56
Muy chula esta entrada, aprovecho para felicitaros
por esta página, que os he encontrado por internet y me parecen todos los contenidos muy interesantes =)
Citar
 
 
0 #2 Edwina 08-04-2015 05:27
En cualquier caso, es necesario que en el procedimiento de divorcio le asista
un Abogado que velará por sus intereses.
Citar
 
 
+7 #1 Jorge Urteaga Ortiz 05-07-2013 15:42
Las casaciones laborales no deben ser calificados por la Corte Suprema de Justicia, específicamente , cuando no se cumple el requisito de admisibilidad dispuesta por el Art. 35º de la NLPT, es decir, que sobrepase la 100URP; pues no es posible que se siga dilatando los procesos teniendo que esperar una año para que la Sala Suprema, luego de calificarla la declare inadmisible por no tener la cuantía señalada ut supra. Un craso error que se debe subsanar. La justicia que retarda no es husticia.
Citar
 

Escribir un comentario


Ética web en cusco